miércoles, 18 de julio de 2012

VENECIA-ITALIA















Dejando atrás, Roma y Florencia, a primera hora de la mañana tomábamos el tren con destino Santa Lucía, la principal estación de tren de Venecia. De nuevo volvimos a tener problemas con los billetes de tren. Nada más salir de la estación un vaporeto a modo de conocido taxi en las ciudades nos trasladaba hacia el hotel, mostrándonos pequeñas pinceladas de lo que dentro de unas horas estarías sumergidas. Contra todo pronostico el hotel donde nos alojamos nos sorprendió y mucho. Además de poder disfrutar de un paseo en góndola donde nuestro gondolero Massimo nos contaba curiosidades de la ciudad que se encuentra parcialmente sumergida. Presenciamos por si no fuera poco, tormentas eléctricas por las noches en la plaza San Marco mientras degustábamos los distintos sabores que las gelaterias de los alrededores nos ofrecían. (Sin duda alguna los de Florencia son los mejores). Dos días apasionantes, en los cuales pudimos disfrutar de una ciudad muy distintas a las anteriores, La Bella Venecia

1 comentario: